Formación y Marketing Inmobiliario

¿Cómo funciona el negocio de bienes raíces?

¿Cómo funciona el negocio de bienes raíces?

Seguro que has oído hablar sobre el comercio de bienes raíces. ¿Sabes lo que es y cuántos beneficios puedes obtener? Queremos contarte todo lo que necesitas sobre esta forma de negocio. 

Qué son los bienes raíces

Un bien raíz se refiere a cualquier bien inmueble que no se puede trasladar, tales como edificios, terrenos, y cualquiera que esté ‘anclado’ a tierra. En este conjunto no hablaríamos de casas prefabricadas, por ejemplo, de las cuales sí se encargan otro tipo de comercios inmobiliarios. 

Los que sí podríamos incluir son naves, barcos, buques y cualquier vehículo marítimo, ya que, aunque en este caso no estén anclados a tierra, sí dependen de una superficie marítima para funcionar. 

Este tipo de bienes se considera como activos fijos de la contabilidad y finanzas de una empresa, aumentando el valor de estos cuando son sometidos a reformas o mejores. 

¿Qué tipos de bienes raíces hay?

Dentro de los bienes raíces podemos hacer varios grupos, como: 

  • Por su naturaleza. Hablamos del suelo y el subsuelo, donde también podemos incluir metros y tranvías. 
  • Por incorporación. Si se asientan de forma definitiva en el suelo, como un edificio.
  • El destino. Son aquellos que aumentan el valor de los bienes raíces. Se podría hablar de las mejoras y reformas. 
  • Analogía. En este grupo podríamos hablar de hipotecas. 
  • Por acceso. Se trata del mobiliario fijo de los bienes raíces, como ventanas y puertas o reformas. 
  • Representación. Escrituras y registros que muestra la titularidad del propietario. 

El mercado de los bienes raíces está en auge y ofrece una posibilidad de inversión muy jugosa. Hay muchas formas de comenzar a ganar dinero con este negocio. Algunas son: 

Alquileres residenciales

Una de las maneras más comunes de ganar es la inversión en viviendas para alquilar de larga temporada. No todo el mundo tiene la oportunidad de comprar una vivienda y necesitan alquilar, por lo que es un negocio seguro y rentable. 

Propiedad para reformar

Ya sea un local o una vivienda, hacerse con una propiedad para reformar puede aportarte, al venderla, más dinero del que invertiste. 

Haz de intermediario

Ser intermediario entre un vendedor y un comprador es una forma muy rentable de invertir, en este caso tiempo y esfuerzo, y ganar dinero con el comercio de bienes raíces. 

Incluso si no te dedicaras a esto, puedes sacarte un extra presentando a ambos. 

Inmuebles para vacaciones

Nuestro país es un país de turismo, por lo que disponer de viviendas vacacionales se presenta como un negocio rentable y jugoso. No es necesario ni siquiera que seas dueño de las propiedades, puedes simplemente gestionarlas. Si piensas en las grandes plataformas que gestionan estas viviendas, no son propietarias, pero sí ofrecen una buena experiencia al consumidor. 

Ahora ya tienes claro qué son los bienes raíces, cómo funcionan y qué tienes que hacer para llevarte un bocado de este jugoso pastel.